IMG-20171224-WA0012

Una historia particular de Navidad

MÁLAGA, 25 DE DICIEMBRE DE 2017.- Muy cerca de las dependencias del pabellón Forus Trinidad, donde nuestra Escuela de Valores mantiene su actividad en las aulas de Medac, la familia Rukoz Rivas vivió una jornada que nunca pudo pensar. En plena Nochebuena, mientras en cientos de hogares se ultimaban los detalles de una jornada muy esperada, se desplazó hasta un supermercado de la avenida Doctor Gálvez Ginachero para recibir una gran noticia. La Fundación Javier Imbroda quiso premiar su valentía y perseverancia con la compra de un menú completo para los cuatro miembros que la componen para las fiestas de Navidad y Nochevieja.

La historia de Sandra y Juan Carlos en la ciudad de Málaga es aún corta, pero intensa. La situación política y social de Venezuela les hizo decidirse por dejar atrás su vida, su familia y sus amistades para embarcarse en un nuevo proyecto lejos de su zona de confort.  Con los pequeños Nicole y Christian, se decidieron a viajar a España en busca de un futuro más prometedor, a pesar de la vida apacible que, en su momento, pudieron vivir en su Caracas natal.

IMG-20171225-WA0017

Mientras accedían al supermercado con la lista de la compra, los más pequeños de la casa acompañaron a Germi Cabrita, profesor de la Escuela de Valores, a buscar algunos de los elementos con los que realizarían en ambas jornadas platos de la tradicional cocina venezolana.

Ambos reconocieron durante la visita que el traslado hasta Málaga no fue sencillo, puesto que Sandra y los niños tuvieron que viajar meses antes que Juan Carlos, que se estableció en la ciudad hace un año. En sus segundas navidades, y conociendo la situación particular en que se encuentran, el propio Javier Imbroda, a través de la Fundación, decidió colaborar con ellos para hacer unas fiestas más especiales asumiendo el coste de la compra.

IMG-20171224-WA0010

20171224_111612

El ejemplo de la familia Rukoz Rivas es el de una familia luchadora que se prepara para dar el salto al mercado laboral a través del baloncesto, uno de los deportes que junto al béisbol más gustan a Juan Carlos. El espíritu de colaboración, que no es cosa de unos días al año, se entiende con el esfuerzo altruista de quienes aún desean hacer de éste un mundo más humano y a la vez más justo.

Feliz Navidad y próspero año 2018 a todos.

Comparte esta página
Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>