Javier Imbroda

Borja Vivas, Sueño a medias, Redes sociales…

Borja Vivas

En un fin de semana, donde los acontecimientos liderados por el fútbol y baloncesto, eclipsan cualquier resquicio para otras disciplinas deportivas, no querría dejar de resaltar el nuevo título nacional conseguido por el gran atleta, y no solo por su tamaño. Séptimo título del malagueño, alcanzando la mejor marca en pista cubierta, y marca mínima para el Mundial de Pekín. Tal vez para algunos, sea un éxito rutinario, pero seguro que si le preguntan al gran Borja, te remitirá a sus muchas horas de sacrificio. Grande Borja.

Campanada

Desconozco todo ese entramado de apuestas de juego, algo que nunca me ha llamado la atención. Por tanto, no sé, qué se pagaba en esas casas de apuestas por la victoria del Málaga en Barcelona, y si alguien apostó por ese resultado. Son de esas victorias que multiplican el valor de las quinielas y demás. Una hazaña inesperada. Lo que sí es cierto, es que la victoria en Barcelona engrandece aún más la labor del equipo liderado por su entrenador. Tres puntazos que engordan aún más las alforjas del éxito. Estoy seguro que el partido del Málaga y su planteamiento de juego, va a servir de inspiración para otros entrenadores. Cómo se organizaron tácticamente, y con qué mentalidad afrontaron el encuentro. Tiene mucho mérito lo que está haciendo este nuevo Málaga.

Patadas sin sanción

Es lo que pasa con los equipos grandes, sus patadas a destiempo son menos patadas. Lo de siempre. Lo que se sanciona con absoluta rigidez en otros campos y con otros jugadores, no se produce con los dos grandes. Neymar y Jordi Alba, debieron ser expulsados, pero sus patadas deben ser más glamurosas que las del resto. Es la diferencia de los árbitros con personalidad de los que en estadios grandes, se hacen pequeños. Casualmente, sufren en estas circunstancias, cierta miopía. Son situaciones que se repiten año tras año. Estos grandes no solo son poderosos en todos los aspectos, también a veces, lo son en las patadas.

Sueño a medias

Unicaja se quedó a muy poco de una final de Copa tan deseada. El Barça lo apartó de ese sueño. Ciertamente como dice su entrenador, son pasos de madurez que se van dando. Pero no es menos cierto, que esos pasos de madurez que se van dando, conllevan un riesgo de no saber, si equipos de Euroliga o NBA, seguirán tentando a tus mejores jugadores. La madurez se va alcanzando, cuando esos jugadores lo van consiguiendo, y se reafirman en situaciones competitivas como la del otro día. Hace mucho tiempo escribía que Unicaja había vuelto. Está muy cerca de los dos grandes, detalles les separan. Lo deseable sería que pudiera mantener su columna vertebral para seguir acercándose a ese sueño. Pero la tentación de cambiar de orilla, siempre está presente. Jugadores como Fran Vázquez que un día renunciaron a la NBA, no son casos habituales.

Redes sociales

Los entrenadores en las redes sociales, suelen ser piezas codiciadas. Imagínense, el forofo del rival o del propio equipo, dependiendo del resultado de turno. Menudo desfogue irracional. Los entrenadores, como cualquier persona que tenga responsabilidades de dirección o similar, está sometido injustamente a escarnio público, muchas veces, provenientes de gente que descarga su ira y frustraciones varias en ellas. En twitter por ejemplo, leía, que de los 60 responsables de equipos de fútbol de primera división de España, Italia e Inglaterra, solo 27, tenían cuenta en esa red. Normal, no es agradable leer improperios, el lado oscuro de las redes.

Saber más

Javier Imbroda

Mano negra

Desde Barcelona, nos tienen acostumbrados cada cierto tiempo, sacar a pasear eso de las tramas varias contra ellos, ya sea de Madrid, del Estado, de donde sea. Todo un clásico. Y por lo que vivimos, no solo en el terreno deportivo ocurre, lo padecemos en casi en todos los ámbitos de la vida pública. Da la impresión que tienen en el victimismo, su mejor aliado para justificaciones y excusas varias. Y así seguimos. Recuerdo escuchar esta especie de contubernio desde que era niño. Se acordarán los de mi edad y mayores, aquel partido de fútbol donde el árbitro Guruceta (creo que año 69), pitó un penalti inexistente contra el Barça frente al Madrid. Se montó la mundial. Luego lo del régimen franquista, y últimamente la sanción de la UEFA, y las investigaciones sobre el fichaje de Neymar que ha provocado un tsunami entre los directivos del club, incluida la dimisión del anterior Presidente, que si no se sentía culpable, no sé aún por qué dimitió. En fin, una pena. La grandeza de un club supeditada en ocasiones a confabulaciones, la mayoría, imaginarias, que tratan de ocultar ciertos complejos. Y el caso, es que deportivamente, no lo necesitan.

Saber más

Javier Imbroda

Un entrenador de club

Si quieren entender, qué es ser un entrenador de club, fíjense en Javier Gracia, entrenador del Málaga. Un currante al servicio de su club con magníficos resultados a pesar del último tropiezo. El siempre difícil equilibrio entre las finanzas y aspiraciones deportivas de un club, quedan relegadas por la adaptación del entrenador a esas circunstancias que no siempre favorecen sus planes deportivos. No hacer aspavientos públicos, o declaraciones fuera de tono por la venta de tal o cual jugador que merma el potencial del equipo, no significa que se resigne. Significa que entiende cuál es la problemática de su club, y la respeta. Otro entrenador hubiera salido a la palestra a mostrar sus quejas de una forma permanente con el objetivo de cubrir sus espaldas. Merece que le salga bien, y está en el camino.

Saber más

Javier Imbroda

Indiscreción

Al parecer no estamos en tiempos donde la discreción sea una referencia en nuestras vidas. Viendo algunos programas de televisión, comprobamos que el exhibicionismo cutre, se ha convertido en un contravalor en alza. Una desgracia para nuestros jóvenes. Tener montada una celebración de cumpleaños tras la paliza del 4-0, con una imagen paupérrima de esos grandes deportistas, se puede comprender por tenerla organizada con antelación. Lo que no se explica es que tengan que exhibir fotos y videos de la “marcha”. Algunos programas deportivos, de esos que se chilla mucho, pero no se habla, se estarán frotando las manos, el juego que les va a dar. Podrían haberlo celebrado de una forma discreta, pero no, su imagen tras el descalabro, queda más dañada. No se entiende.

Saber más